Mapas

Se inclinó sobre la lámina que le mostraba su marido, un pequeño mapa de líneas negras en el que no veía nada. Pero él empezó a leer las condiciones climatológicas de la zona.

 

El paisaje está sin explorar y al margen de los pequeños núcleos de caseríos, la montaña y el bosque son los verdaderos dueños de todo aquello.

 

Se abría un valle dorado, bordeado de grandes robles que escalaban por las suaves laderas, hasta alcanzar en un extremo una cornisa de roca blanca que cerraba el paisaje con sus escarpadas paredes verticales.