Arquitecturas

Levantar el primer horno de la ferrería atraerá a muchos obreros, la mayoría de fuera de la comarca y créanme que muchos de ellos se quedarán.

En un mes les entregaría los planos a escala de cómo quedaría la obra y en un año y medio, si disponían de capital y de los obreros prometidos, estarían levantados los altos hornos que alcanzarían 60 pies de altura con dos chimeneas que rozarían las nubes.